La palabra ciática viene del griego iskhiadikḕ, de iskhion (ἰσχιov = cadera). El nervio ciático o isquiático es el nervio mas largo y voluminoso del organismo; es doble (lateral), se forma junto a las vértebras L4, L5, S1 y S2 y discurre descendiendo por las piernas hasta los pies. Es un nervio mixto, relacionado con la movilidad de los músculos y con la sensibilidad de la zona que inerva.

La ciática es, para la medicina, un conjunto de síntomas entre los cuales destaca el dolor en el recorrido del nervio ciático, que puede estar acompañado de alteraciones en la función neurológica local. Ocurre por la compresión general o irritación de una de las cinco raíces de los nervios espinales que dan origen a cada nervio ciático. El dolor se siente en la zona lumbar, glúteos o diversas partes de la pierna y el pie. Además del dolor, puede haber entumecimiento, debilidad muscular, sensación de hormigueo, sensación de ardor y dificultad en el movimiento o el control de la pierna. Típicamente, los síntomas sólo se sienten en un lado del cuerpo. A pesar de que la ciática es una forma relativamente común de dolor de espalda baja y dolor en las piernas, el verdadero significado del término es a menudo mal entendido: la ciática es, para la medicina oficial, un conjunto de síntomas más que un diagnóstico de lo que irrita la raíz del nervio, causando el dolor.

Gracias a la experiencia ayudando con el Método ECI a varias personas que tenían dolor de ciática, hemos comprobado que la ciática es un problema que aparece cuando la persona quiere ir a algún sitio, y no va, y además se siente mal por no ir. Estos son algunos ejemplos:

  • Una mujer de 34 años que quiere irse a trabajar fuera del país, pero no encuentra el momento que considera “perfecto”.
  • Una mujer de 47 años que quiere irse de su casa, dejar atrás a su pareja y su familia.
  • Un hombre de 67 años: su hija le presiona para que deje a su pareja y vaya a su ciudad (con ella), y él quiere, pero no se atreve a dar el paso.
  • Un hombre de 38 años que quiere ir a clases de música, pero su trabajo no se lo permite.
  • Un hombre de 55 años que tuvo que salir de viaje cuando su madre tuvo un accidente, y él quería estar en casa, acompañándola.

En todos los casos explicados antes, el dolor desapareció de inmediato al hacer una sesión de Método ECI, puesto que la ECI permitió que la persona comprendiese perfectamente el origen del dolor, es decir, el mensaje o la indicación que estaba recibiendo de su propio interior. Ser consciente de ese mensaje, de la necesidad que uno mismo tiene de realizar un cambio, es muchas veces suficiente para que el dolor cese. Tras meses de seguimiento, pudimos comprobar en todos los casos que el dolor no regresa en caso de que hagamos eso que queremos hacer, pero, inevitablemente, volverá si seguimos postergando la acción, por el motivo que sea. Tenemos que saber que nuestro interior no negocia con nuestra mente o con nuestra vida establecida: para nuestro Ser, lo único realmente importante somos nosotros mismos, y las excusas del tipo “es que mi familia no lo aprueba”, “es que mi trabajo no me deja tiempo”, “es que ahora no es un buen momento”… no son en absoluto válidas.

Este ejemplo de la ciática es uno mas que demuestra que la salud es la coherencia entre nuestros deseos internos y nuestros actos externos. Por eso es tan importante ser consciente de uno mismo, y sentir qué es realmente lo que queremos en realidad, en lo mas profundo de nuestro corazón.

Nervio ciático y zona de dolor

El dolor de ciática puede afectar a toda la pierna

Resumiendo: vemos que la ciática es, como hemos podido ver perfectamente, un mensaje del interior de la persona que nos insta a ponernos en movimiento, a ir a ese lugar donde realmente queremos ir. Y se puede solucionar de forma sencilla, poniéndose en marcha hacia ese lugar en el que realmente queremos estar . En caso de que no sepamos cuál es ese movimiento que debemos tomar, el Método ECI es el camino más rápido, directo y sencillo para conocerlo.