Ya hemos visto en un artículo anterior que todas las enfermedades o dolencias tienen una fase activa y una fase de resolución. También hemos visto en otros artículos que prácticamente todas las dolencias que tienen que ver con huesos, articulaciones y músculos se dan en la fase de resolución. Y en este caso, los gemelos no son una excepción. El dolor ocurre una vez el conflicto emocional vivido ha llegado a su fin… a no ser que el conflicto sea tan intenso, que entonces pueden romperse en fase activa. Veamos por qué.

¿Para qué sirven los gemelos?

Antes de saber qué conflicto biológico o emociona afecta a los gemelos tenemos que saber para qué sirven. Y casi a cualquiera que le preguntemos ¿para qué sirven los gemelos? nos contestará una de estas dos posibilidades:

  • para saltar
  • para ponerse de puntillas

Efectivamente sirven para mas cosas. Sin ir mas lejos, son músculos imprescindbles para caminar o incluso para mantenerse de pie. Pero fundamentalmente, cuando utilizamos conscientemente los gemelos es para llegar a algún sitio donde no llegamos. Normalmente además a un sitio mas alto.

El conflicto emocional de los gemelos

Ahora ya podemos ver que tipo de conflicto afecta a los gemelos. Efectivamente, los gemelos sufren cuando queremos alcanzar algo que no alcanzamos. Pero además, para que los gemelos sufran tiene que existir un matiz de desvalorización. La desvalorización es sentirse uno mismo impotente por no poder hacer algo, sentirse incapaz, inútil. Y esto es condición indispensable para que los gemelos se vean afectados.

Es decir, hemos vivido una situación en la que no hemos conseguido hacer lo que queríamos, y nos sentimos inútiles por no haberlo conseguido. Este es el conflicto biológico o emocional por el que los gemelos se ven dañados.

para tenerlo mas claro lo mejor es verlo con ejemplos que nos encontramos en los pacientes de Método ECI:

Ejemplos de conflicto emocional de los gemelos

  1. A Laura le duelen los gemelos por las noches, cuando descansa. Tanto, que incluso se le suben, mientras duerme, despertándose. Ella sufre dos conflictos emocionales por los que se siente poco valiosa. En primer lugar, como tiene poco tiempo para andar en bicicleta, cuando encuentra un día siente que no puede hacer tantos kilómetros como hacía antes. Y en segundo lugar, le gustaría estar encargándose de todo en su trabajo, viajando con su jefe, y además encargándose de atender su casa y sus cosas personales de la misma forma que hacía en su anterior trabajo, que le requería menos tiempo. Obviamente no puede llegar a todo lo que quiere hacer, y por ello, inconscientemente, se siente incapaz. En su caso es suficiente hacerla consciente de ello y expresar su sentimiento de querer hacer todo para que el dolor pase.
  2. Jaime llevaba una progresión muy buena en su nueva actividad, carreras de trail. Pero ahora lleva 3 o 4 carreras en las que no mejora sus marcas y se siente incapaz de mejorar. Corre sin problemas el fin de semana, pero durante la semana tiene los gemelos doloridos. La solución llega cuando contrata un entrenador personal y vuelve a mejorar sus marcas.
  3. Silvia es una niña que quiere ver a su hermana pequeña, todavía bebé, que está en una sillita encima de la mesa. Ella se esfuerza por verla, pero es demasiado pequeña y no llega. Por si fuera poco, intenta subirse a una silla, pero sus padres la riñen. Siente una gran frustración.
  4. En otro momento siendo algo mayor, Silvia está en el colegio pero por una lesión en la espalda, ese día no puede jugar al balonmano con los demás niños. Su profesor no la deja para que nadie se haga daño, pero ella se siente mal por no poder hacer lo mismo que los demás.
  5. Manolo va a entrenar al tenis, como todas las semanas, con sus compañeros habituales. Pero hoy falta uno de ellos y el entrenador ha decidido sustituirlo con otro compañero que juega mucho mejor. Es una gran sorpresa para Manolo, que tiene miedo de hacer el ridículo entrenando con ese compañero. Es tan grande su conflicto de desvalorización que durante el calentamiento tiene una rotura de fibras, así que ni siquiera podrá entrenar.
  6. El futbolista Del Real Madrid Gareth Bale tiene frecuentes problemas musculares en su gemelo izquierdo (recordemos que Bale es zurdo). Aunque no le hemos visto en Método ECI, no parece difícil adivinar su conflicto emocional. Desde que llegó a España no ha sido capaz de rendir al nivel que tenía en su anterior equipo, el Tottenham, y no ha cumplido con lo que se esperaba de él.

Con estos ejemplos se ve claramente el tipo de conflicto emocional de los gemelos. En los ejemplos 1 y 2 la desvalorización es moderada, y los gemelos duelen en fase de reparación, una vez pasado el conflicto. En los ejemplos 3 y 4 el conflicto emocional es mas intenso. Es tanto el esfuerzo que hay que hacer para llegar donde se pretende, que los gemelos duelen en el intento. En el ejemplo 5 el sentirse incapaz es un sentimiento aun mas fuerte. La carga emocional es tanta, que el gemelo derecho no la resiste y se rompe.

¿Cómo solucionar los conflictos de los gemelos?

Como hemos visto claramente el motivo por el que duelen, evitar este tipo de conflictos debería ser sencillo. Basta con eliminar la carga emocional que tienen este tipo de situaciones. Ya hemos visto que el conflicto ocurre por dos motivos. Uno, no llegar a alcanzar algo. Y otro, sentirse desvalorizado, incapaz, inútil, por no conseguirlo. Por tanto, eliminando uno de esos motivos, dejaríamos de sufrir conflictos en los gemelos.

Obviamente, en la vida será inevitable que en algún momento no lleguemos a conseguir algo que nos gustaría alcanzar. Sin embargo, si lo aceptamos como algo normal, sin creernos incapaces, los gemelos no se verán dañados. Una vez mas, con el dolor nuestro cuerpo nos está tratando de dar un mensaje. En este caso quiere decirnos que nuestro valor no depende de llegar a alcanzar todo lo que nos propongamos. En realidad, debemos valorarnos lo máximo posible tal y como somos. Si bien es cierto que en algunas cosas no seremos tan buenos como queremos, en otras seremos sin duda los mejores. Y en eso consiste la Vida, en aceptarnos y querernos tal como somos.

Si después de este artículo aun tienes alguna duda o no consigues identificar el conflicto que hace que te duelan tus gemelos, ponte en contacto conmigo. Con una ECI descubriremos qué mensaje está dándote tu cuerpo, y como puedes superar estas lesiones.
¿Quieres mandarme un whatsapp? Puedes hacerlo ahora pinchando aquí aquí