En este artículo explico para qué hacer una ECI (Exploración del Conocimiento Interior), para aquellos que estén interesados en conocer mas el Método ECI.

 

La enfermedad no es cuestión de mala suerte

 

Toda enfermedad, dolencia, malestar o incomodidad viene de nuestro Interior. Esto es así de claro y así de rotundo: no existe esa especie de lotería del dolor que nos causa enfermedades aleatoriamente, sin que podamos hacer nada por evitarlas. Esta ha sido una idea errónea extendida por la industria médica y farmacéutica; pero hoy, la ciencia ya ha confirmado que los genes no pueden explicar por qué una persona genéticamente proclive a tener una enfermedad la desarrolla, y otra no; o por qué una persona puede desarrollar una enfermedad a pesar de no tener una base genética favorable a ella.

 

¿Entonces, por qué tenemos enfermedades?

 

Toda enfermedad, dolencia, malestar o incomodidad responde a una situación que hemos vivido y que no hemos gestionado emocionalmente bien.

Algunas personas se enfadan cuando les explico esto. Protestan indignadas diciendo que lo que les faltaba era tener la culpa de estar enfermos. En realidad, nunca se me ha ocurrido insinuar eso, porque hay muy pocas personas (por no decir ninguna) que enfermen voluntariamente. Les explico entonces que todos tenemos un Sentido de Vida único y personal; y que nuestro Inconsciente (o Corazón, Interior, Centro, Alma… que cada uno le ponga el nombre que prefiera) busca siempre cumplir ese Sentido de Vida. Lo que ocurre es que con frecuencia nos desviamos de ese camino por condicionamientos sociales, presión familiar, miedo a que una pareja nos abandone, a que nuestros hijos no tengan lo que nosotros queremos para ellos… Todas las circunstancias que nos rodean nos influyen y nos pueden alejar de nuestro Sentido de Vida.

En ese momento, nuestro Inconsciente nos envía mensajes para avisarnos de que nos estamos desviando de nuestro Sentido de Vida.

Esta es la explicación de la frase “la enfermedad es un mensaje simbólico que nos llega desde el centro de la Persona para que nos conozcamos, cambiemos y recuperemos nuestro Sentido de Vida y así, nuestro estado natural de salud”. Está claro que la culpa de la enfermedad no es de quien la padece, pero si me gusta decir que cada uno es responsable de su vida; eso implica la necesidad de conocerse a uno mismo, de escucharse, de respetarse, de hacerse caso, tomando las decisiones que uno quiere tomar con el corazón, y no las que la sociedad o el miedo le imponen.

 

¿Cómo nos manda mensajes nuestro Interior?

 

Los sueños, las enfermedades… son una ventana a nuestro Inconsciente. Aquellas personas que siguen su verdadero Sentido de Vida difícilmente se ponen enfermas; cuando nos desviamos, nuestro Centro nos abre ventanas a nuestro propio conocimiento que nos permiten darnos cuenta y volver a nuestro camino. Y todos esos mensajes que nos envía nuestro Inconsciente tienen en común que utilizan la comunicación simbólica. Es la dificultad que tenemos para interpretarlos, pues nuestra mente lógica emplea una comunicación diferente.

Además de los sueños, quizá la forma mas conocida, esos mensajes simbólicos se muestran de muchas otras formas:

  • en las relaciones sociales o de pareja, especialmente aquellas repetidas una y otra vez
  • en los actos involuntarios, que realizamos sin comprenderlos con la razón
  • a través de nuestras expresiones verbales mas representativas
  • en los artistas, su arte (ya sea pintura, música, o cualquier otra creación) muestra invariablemente mensajes de su Inconsciente
  • en los dibujos de los niños, o en sus juegos
  • en la forma en que tenemos de colocar muñecos que representen nuestra vida
  • en el tarot y demás representaciones esotéricas
  • y también, por supuesto, a través de enfermedades.

Así, por ejemplo, los sueños son los mensajes mas claros que recibimos, pero al despertar, en lugar de mantenernos en un duermevela semiconsciente que nos permita unir mundo consciente e inconsciente, tratamos de buscar una explicación lógica, por ejemplo, buscando en un diccionario de sueños (que no tiene mas utilidad que un vago e impreciso acercamiento al lenguaje simbólico).

De la misma forma, las enfermedades son mensajes simbólicos que nos avisan de que algo no va bien. Por ejemplo: si yo siempre trago con todo lo que mis compañeros de trabajo dicen, aunque no me guste, nunca les llevo la contraria y nunca hago lo que realmente yo creo que debería hacer, es probable que mi cuerpo se queje desarrollando una gastritis; Estas molestias cesarán cuando yo sea consciente de ello, tome la responsabilidad de dirigir mi vida, y cambie lo necesario.

Una ECI nos permite interpretar nuestros mensajes simbólicos

Una ECI nos permite interpretar los mensajes simbólicos que nos envía nuestro Centro.

 

¿Cómo puede ayudarnos hacer una ECI?

 

Como su nombre indica, hacer una ECI es realizar una Exploración del Conocimiento Interior: todas las respuestas que necesitamos están dentro de nosotros, y lo único que necesitamos es escucharlas: al hacer una ECI navegaremos por nuestro Interior, recibiendo e interpretando los mensajes que tenga para nosotros, que pueden ser de dos tipos:

  • Mensajes simbólicos similares a los sueños, que habremos de interpretar para comprender.
  • Mensajes que nos apuntan una situación que vivimos en el pasado pero que de forma inconsciente no fue del todo bien gestionada, o comprendida.

En el primer caso obtendremos indicaciones hacia dónde nos dirige nuestro Sentido de Vida y qué debemos cambiar en nuestra vida para seguir ese camino. En el segundo caso, además, también haremos conscientes de forma muy clara cosas que hemos vivido y que nos han afectado mas de lo que nosotros pensábamos.

De esta forma, a veces tendremos una indicación muy clara (mas que en los mensajes recibidos simbólicamente) sobre nuestro Sentido de Vida. Otras veces, el simple hecho de hacer consciente aquello que en su momento vivimos o padecimos inconscientemente nos permite solucionar el problema que nos preocupaba; muchas veces descubrimos situaciones que en su momento rechazamos vivir como nos las presentó la vida, porque nuestro Ego (lee aquí qué es el Ego y como nos afecta) intentó ocultar para protegernos equivocadamente. En este caso, al hacer una ECI daremos salida a las emociones que no vivimos en su momento, desbloqueando esa situación y liberando los problemas que nos causaba.

 

¿Siempre se solucionan los problemas?

 

Podemos afirmar que si, con dos matices importantes:

En primer lugar, dado que la enfermedad es un mensaje de cambio, para solucionarla debemos estar dispuestos a cambiar cualquier cosa. Dado que no sabemos qué es lo que nos está indicando la enfermedad, y lo descubriremos en la ECI, de poco sirve saberlo si después no estamos dispuestos a realizar ese cambio. Eso sería incluso contraproducente, pues sería ir conscientemente en dirección contraria a lo que realmente queremos en nuestro Interior.

En segundo lugar, nuestro Inconsciente tiene unas prioridades diferentes a las que nuestra mente o nuestros intereses sociales pueden  tener; y nuestro Interior es absolutamente insobornable e incoaccionable. Explico que quiere decir esto con un ejemplo ficticio: una persona puede hacer una ECI para resolver un dolor en la espalda. Por mucho que insistimos en ese dolor de espalda, su Inconsciente siempre nos indica que primero debe hacer las paces con el hermano con el que lleva años sin hablar. En este caso, ineludiblemente debemos realizar esta indicación, este cambio.

Nuestro Interior nos está indicando que, en lo profundo, lo que mas nos importa es eso. Una vez realizado ese cambio o resuelto ese asunto, nuestro inconsciente nos permitirá pasar a una segunda fase donde resolver aquel dolor de espalda que superficialmente era lo que mas nos importaba.

Teniendo en cuenta estas dos importantes puntualizaciones, podemos afirmar que hacer una ECI pone los pasos o la información necesaria para que cada Persona solucione aquellos problemas que le preocupan y vuelva al Sentido de su Vida.

 

¿Cómo se hace una ECI?

 

En este post están explicados los pasos que se siguen para hacer una ECI.

 

Nota final: sin después de leer este post aun quieres saber mas también puedes visitar este artículo de Sabiduría Transpersonal, donde mi amiga y maestra Rosario Sánchez da su propia explicación muy detallada.