Niño geopolitico mirando el nacimiento de un hombre nuevo, de Salvador Dalí (1943)

Niño geopolitico mirando el nacimiento de un hombre nuevo, de Salvador Dalí (1943)

¿Qué es el Método ECI?

El Método ECI es un método de conocimiento y ayuda a la Persona, tanto desde el estado enfermo, como desde cualquier ámbito y faceta: familiar, laboral, empresarial, académico, deportivo… Significa Método de Exploración del Conocimiento Interior, y fue originalmente desarrollado para la resolución de enfermedades y dolencias, pero además, dadas sus características, ha resultado decisivo para que cada persona encuentre el sentido de su vida.

Todos conocemos a alguna persona que ha enfermado coincidiendo con la pérdida o separación de un ser querido, con problemas en el trabajo… a alguien que padece una enfermedad, incluso cáncer, y que dice que ha sido causada por un hecho concreto de su vida… De alguna manera, todos sabemos que lo que ocurre “fuera de nosotros” nos afecta “dentro de nosotros”. El Método ECI ha demostrado que las enfermedades vienen de nuestro Interior: son mensajes de nuestro Centro que nos indican que algo no va bien en nuestra forma de vida. Nuestro Centro nos envía mensajes (sueños, actos involuntarios, dolencias…) que nos indican siempre algo concreto, pero que no acabamos de comprender o descifrar, y por tanto, no podemos cambiar aquello que nos hace daño. Pero en cuanto comprendemos el mensaje y realizamos el cambio que nos está pidiendo nuestro propio Centro, la enfermedad o el malestar ya no tiene razón de ser, y desaparece. Y eso es lo que podemos conseguir de forma rápida y eficaz con el Método ECI.

¿Por qué es tan eficaz el Método ECI?

Desde los primeros filósofos y médicos sabemos que las “dolencias del alma” afectan a todos los órganos del cuerpo produciendo enfermedades, entre otras cosas, pero el problema al que nos hemos enfrentado históricamente es cómo llegar a descifrar los mensajes que nuestro Centro nos envía. La clave está hoy en la Exploración del Conocimiento Interior de la persona, que nos permite comprender y descifrar las señales que recibe de su Interior. Cuando la persona descifra a través del Método ECI qué es lo que le quiere decir su Conocimiento Profundo con esas señales, y sigue el camino marcado, las señales comienzan a tener sentido y podemos avanzar, dejando atrás enfermedades, actos ilógicos, hechos repetitivos incomprensibles, y cualquier incomodidad o insatisfacción que tengamos.

Después de una sesión de Método ECI el individuo se siente renacido, reconectado consigo mismo, tras haber podido comprender por fin aquellos aspectos de su propia vida que escapaban a su conocimiento mental o superficial.

¿Qué nos muestra el Conocimiento Interior?

Las enfermedades, los conflictos, los desaciertos continuados, los actos involuntarios, los sueños… son expresiones simbólicas, originadas en el Centro de la persona, para avisarnos de que debemos cambiar algo si queremos actuar siguiendo el verdadero sentido personal de nuestra vida. Son mensajes internos que recibimos desde ese Conocimiento Interior, Conocimiento Profundo o Conocimiento Superior, que nos obligan a centrarnos, nos incitan a actuar según el verdadero sentido de nuestra vida, que está dictado por ese Centro íntimo. Esas llamadas simbólicas serán tanto más fuertes y graves cuanto más nos desviemos de nuestro camino personal.

¿Cómo funciona el Método ECI?

El Método ECI es un método de atención holístico a la persona, a la que se trata como un todo y con atención especial a su individualidad y sus características únicas y especiales. Cada sesión se divide en varias partes:

  • una primera parte de anámnesis personal, en la que consultante y acompañante pondrán sobre la mesa las bases para trabajar: motivos de consulta, hipótesis probables, mensajes internos recibidos…
  • la segunda parte comienza con una relajación muy profunda que permitirá al consultante conectar con su Conocimiento Interior, que será el auténtico Guía de la sesión, mientras que el acompañante tomará nota y realizará de Explorador, indagando en ese Conocimiento Interior. La Persona se mantiene consciente en todo momento, y revivirá imágenes o escenas de su vida que pueden ser recordadas o bien haber quedado olvidadas, y que serán de gran importancia para resolver los problemas que originan la consulta. Esta parte se denomina propiamente ECI, Exploración del Conocimiento Interior, y de aquí surge la denominación popular de “hacer una ECI“.
  • en la tercera parte, de nuevo juntos, consultante y acompañante revisarán las escenas recuperadas y las analizarán, profundizando en ellas e interpretando los mensajes recibidos en la ECI.

¿Cuántas ECIs son necesarias?

Como hemos visto antes, coloquialmente nos referimos a realizar una sesión como hacer una ECI, puesto que esta es la parte mas importante y resolutiva, y que por si misma puede hacer que la persona resuelva sus problemas. En muchas ocasiones es suficiente solo una ECI o solo una sesión, que permite al consultante resolver sus problemas, del tipo que sean (enfermedades, alteraciones, bajo rendimiento, incomodidades…), al hacerse consciente de sus propios mensajes. En otras ocasiones serán necesarias mas sesiones de Método ECI, que permitirán ir solucionando diferentes problemas al estilo de capas de cebolla, hasta llegar al problema concreto de la persona. Por tanto, no puede haber protocolos, si bien suelen ser necesarias pocas ECIs para llegar a las capas mas profundas.

¿Cómo saber mas sobre el Método ECI?

Si quieres saber cómo nace el Método ECI puedes leerlo aquí. Si necesitas mas información o quieres aprender mas sobre cómo funciona el Método ECI, puedes descargarte este documento en pdf o ponerte directamente en contacto conmigo.